Cuchicheo

Britney Spears no podía decidir ni siquiera qué vestir, ni qué decir por más de 10 años

La Princesa del Pop, Britney Spears, dio fuertes declaraciones en las que ventila que no le era permitido escoger qué vestir, ni qué decir gracias a la conducta controladora que su padre ha tenido con ella

El principal objetivo de Britney Spears en el marco de la batalla que ha iniciado para poner punto final a la tutela legal a la que vive sometida desde 2008 es conseguir que su padre renuncie a manejar sus finanzas de la misma forma en que en su día controló todos sus asuntos personales. Ahora la princesa del pop ha desvelado que su papá, Jamie Spears, le decía hasta qué vestir y ella no podía decidir, ni tampoco qué decir y hacer durante más de 10 años. Esto lo hizo para explicar el por qué vive bailando en la sala de su casa. Aseguró que era su papá el qué tomaba partido en estas decisiones.

“Para aquellos que deciden criticar mis vídeos de baile… miren, no voy a volver a actuar en ningún escenario en un futuro inmediato con mi padre manejando lo que me pongo, digo, hago o pienso“, ha señalado Britney Spears dando a entender que durante más de 10 años, en específico casi 13, no podía ni siquiera decidir qué vestir. Algo totalmente simple y una actividad automática en la vida de cualquier persona común. Por eso, es que esta conducta del padre de Britney ha sido catalogada por muchos como una verdadera cárcel, donde La Princesa del Pop es la prisionera.

“Sí, prefiero compartir vídeos desde el salón de mi casa en lugar de hacerlo en el escenario de Las Vegas, donde algunas personas estaban tan lejos que ni siquiera podían darme la mano y acabé drogada por la marihuana que se fumaba a mi alrededor todo el tiempo… Lo cual no me importaba, pero habría estado bien poder ir al spa alguna vez”, dijo Britney al tiempo que se ha dejado ver mucho más coherente en sus mensajes. Justamente un ex guardaespaldas dio unas tristes declaraciones de cómo vivía Britney Spears y dijo que no sólo recibía medicamentos a diario sino que siempre que trancaba el teléfono con su padre, se ponía a llorar. También que podía pasar de estar tranquila a tener frases totalmente delirantes.

Lo último que le interesa a la cantante es volver a maquillarse para cantar las mismas remezclas de sus antiguos éxitos sabiendo que nunca le permitían incluir sus nuevos temas en el repertorio. La buena noticia es que Britney Spears ha conseguido anotarse algunas victorias recientemente: desde la semana pasada pudo elegir un nuevo abogado y este domingo fue vista viajando en el mismo coche que su novio Sam Asghari, algo que aseguró que no tenía permitido hacer durante su testimonio en los juzgados del pasado junio.

Reloj Informativo

Luis Castro Lemoine Director, editor y creador Reloj Informativo 829-368-2371

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: