Deportes

José Siri ha respondido en el escenario donde se separan los “hombres de los muchachos”

SANTO DOMINGO.– El jardinero de los Gigantes del Cibao, José Siri sin duda alguna se ha convertido en una de las principales figuras de las Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom), esto por la espectacularidad de su juego y sobretodo porque ha demostrado ser un bateador de momentos grandes en la postemporada de la pelota local.

Antes de la jornada de este miércoles los Gigantes dominaban su serie semifinal ante las Estrellas Orientales 3-0, un resultado que ha estado marcado por el bate de Siri, quien se ha convertido en la pesadilla del pitcheo verde en estos enfrentamientos.

En su partido del pasado lunes, el jardinero central de los de San Francisco mandó la pelota por encima de la pared para empatar las acciones en la octava entrada y luego en el décimo episodio conectó el sencillo impulsador para dejar en el terreno a sus rivales de San Pedro de Macorís.

En los primeros tres encuentros de este duelo el nativo de Sabana Grande de Boyá se ha ido de 14-6, acumulando la tercera mayor cantidad de imparables, de los cuales cuatro son extravases, entre ellos la mayor cantidad de palos de vuelta completa con tres, empatado con Robinsón Canó, lo que le ha otorgado un porcentaje de slugging de 1.143.

Siri, quien funge como primer bate de los dirigidos por Luis Urueta, se ha mantenido en las bases de manera constante, logrando un porcentaje de embasarse de .429, logrando pisar la goma en tres oportunidades, las tres veces que ha sacado la pelota del parque, contribuyendo con esos tablazos a registrar cuatro carreras remolcadas.

Aunque sus jonrones han sido sin nadie en circulación, este factor no sorprende, ya que, como primer bate en la alineación, tiene mayores oportunidades de llegar a la caja de bateo sin compañeros en las bases.

La calidad de la ofensiva de Siri en playoffs, donde muchos dicen que se separan los “hombres de los muchachos”, es bien conocida por las Estrellas, a quienes lideró a conquistar la corona de campeones en la temporada 2018, en la que conquistó el premio al Jugador Más Valioso, al batear para .519 con un jonrón, tres dobles, seis anotadas y seis remolcadas, además de cinco bases robadas en cinco intentos.

El “Rayo” como es conocido popularmente Siri, sube su nivel de juego según se acercan en este tipo de enfrentamiento, como lo muestra su promedio de .309, con nueve dobles y nueve cuadrangulares, además de 23 carreras empujadas y 27 anotadas y 14 bases robadas en 18 intentos, para un porcentaje de éxito de 77.7, en 39 partidos de playoffs, incluyendo el Round Robin y la final.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar
A %d blogueros les gusta esto: