NOVEDADES

Día del Músico encuentra sus protagonistas en una gran crisis por el COVID-19

La celebración este domingo del Día Mundial de la Música en honor a Santa Cecilia, encuentra a ese sector en medio de una gran crisis económica debido al impacto negativo de la pandemia del COVID-19 en el entretenimiento.

En la República Dominicana los músicos han tenido la solidaridad del gobierno a través de los programas sociales, sin embargo, los recursos que reciben son mínimo. Músicos e intérpretes han fallecido víctima de la falta enfermedad.

Para el maestro Víctor Taveras, pianista y compositor los músicos atraviesan por una de sus peores momentos, pues si bien es cierto que uno que otros pueden producir música, como en su caso, otros no tienen la misma suerte.

“La situación del músico es muy crítica porque generalmente el músico es, como dice la gente, lo comido por los servido. No somos buenos administradores de los recursos económicos. Los líderes de grupos tienen dinero, pero los músicos en general no la están pasando bien porque no se está tocando semanalmente. Todos están al grito”, reflexionó Víctor Taveras.

El pianista y arreglista endosa el discurso de quienes plantean que la industria del entretenimiento no reabrirá sus puertas por ahora. “Esto va más largo de la cuenta. En mi caso yo he estado trabajando en arreglos musicales y grabado algunos pianos para algunas producciones discográficas, pero a los músicos, reitero es penoso. Esta es el peor Día del Músico que hemos tenido nosotros, este día se celebraba con fiestas, una serie de actividades que hoy no se van a desarrollar”, recordó Víctor Taveras.

Para el artista Pochy Familia, ser músico es una de las profesiones más dedicadas con que cuenta la humanidad. “El músico nace con ese talento, luego tiene que tener una formación y sacrificios que debe hacer para estar centrado en la música. Los estudios, técnica, inspiración e interpretación. Le doy gracias a Dios por darme ese don, ser músico es una de las cosas más hermosas que me han pasado en la vida”, puntualizó el popular artista.

Dijo que a través de la música ha podido expresar sus inquietudes sociales. “En este Día de Santa Cecilia, nuestra patrona me siento muy contento de formar parte del grupo de músicos dominicanos. En nombre de Sociedad Dominicana de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes estamos haciendo un trabajo a favor de nuestros músicos”, dijo Familia.

El destacado músico recordó que el COVID-19 le quitó la vida al maestro Papa Molina, Cheché Abreu, Víctor Víctor, Toño Brea, entre otros. “Esto es una desgracia grande que se está llevando gente con gran facilidad por el coronavirus. Yo creo que este año hay que bórralo del calendario, y como te dije, para la música ha sido fatal”, concluyó.

República Dominicana ha tenido a grandes músicos populares y clásicos que se han ganado el aplauso de nacionales y extranjeros. Entre otros, Juan Luis Guerra, Johnny Ventura, Papa Molina, Michel Camilo, Dante Cucurullo, Julio Ravelo de la Fuente, Carlos Piantini, Wilfrido Vargas, Manuel Tejada, Félix del Rosario, Rafael Solano, Jorge Taveras, Pengbian Sang, Janina Rosado, Johnny Chocolate, Sandy Gabriel, Eugenio Van Der Horst, Ramón Orlando, Bonny Cepeda, Crispín Fernández y Armando Beltré, entre otros.

La música dominicana ha sido recocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), específicamente la bachata y el merengue, géneros que fueron declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Día del Músico

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) estableció el 22 de noviembre como el Día Mundial de la Música en honor a Santa Cecilia, a quien el Papa Gregorio XIII la declaró Patrona de los Músicos, en 1584.

Una publicación del portal de gobierno mexicano establece que la música ha acompañado a la humanidad durante mucho tiempo. Tiene sus raíces en la prehistoria hace más de 30,000 años cuando el hombre, intentando imitar los diferentes sonidos de la naturaleza, tocaba flautas de hueso, instrumentos de percusión y birimbaos. En esa época, la música tenía que ver con rituales de apareamiento y trabajo colectivo.

En el mundo antiguo, en Egipto por ejemplo, la música estaba destinada a los sarcedotes. En Grecia, su valor era inconmensurable, formando parte de su mitología; recuerda incluso que Euterpe, una de las nueve musas, era la diosa de la música. Otro personaje, Orfeo, era capaz de calmar a las bestias con su lira. En Roma, la música tenía un papel trascendental en los teatros romanos.

En la Edad Media estaba relacionada con la Iglesia, y en menor medida con eventos profanos en círculos aristocráticos. Estuvo caracterizada por los cantos gregorianos y la música monódica profana por parte de juglares y trovadores.

En el Renacimiento, la música tuvo especial significado y su característica principal era la polifonía. Posteriormente vino la denominada Clásica, la cual abarca de 1600 a 1910 y que pasa por la barroca, el clasicismo, el romanticismo y el impresionismo musical, para dar paso a la música moderna y contemporánea que es la que conocemos actualmente.

Santa Cecilia ha sido plasmada por diversos artistas desde el siglo XV. En la iconografía se le reconoce por estar acompañada de un instrumento musical, casi siempre por una lira o un arpa. Y es que a Santa Cecilia se le asocia con la música porque se dice que cuando su padre la casó en contra de su voluntad, ella le cantaba a Dios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar