ECONOMÍA

El petróleo de Texas abre con un descenso del 1,93 %, hasta 38.04 dólares

NUEVA YORK. – El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) abrió este viernes con un descenso del 1,93 %, hasta 38,04 dólares el barril, con el mercado preocupado el impacto de la pandemia de covid-19 y por la incertidumbre electoral en EE.UU.

A las 09.05 hora local (14.05 GMT), los contratos futuros del WTI para entrega en diciembre restaban 0,75 dólares respecto a la sesión previa del jueves, que terminó a la baja después de tres días de sólidas ganancias.

El petróleo de referencia en EE.UU. había disfrutado de un repunte coincidiendo con la buena racha bursátil en torno a las elecciones presidenciales y llegó a bordear el nivel de los 40 dólares el barril tras las ventas masivas de la semana pasada, pero esa tendencia se ha interrumpido.

“No todo es política en el mercado petrolero y definitivamente hay un sentimiento negativo en Europa y por todo el mundo en este momento debido a la reimposición de confinamientos en países y regiones”, dijo en una nota el analista Bjornar Tonhaugen, de la firma Rystad Energy.

El experto consideró que la demanda en Europa puede caer hasta 1 millón de barriles diarios en noviembre y señaló que “independientemente de los desarrollos en EE.UU.” también están en juego los precios por la decisión que tome la OPEP+ en su próximo encuentro respecto al recorte de producción que ejecuta desde hace meses y que iba a levantar parcialmente en enero.

“Ha habido un repunte fenomenal esta semana justo cuando los precios del petróleo estaban cayendo a un territorio muy complicado, pero aparentemente con los diálogos en marcha para retrasar los incrementos planeados de dos millones de barriles diarios en enero, la presión bajista se ha aliviado significativamente”, opinó el analista Craig Erlam, de la firma Oanda.

Los inversores siguen pendientes del conteo de votos en EE.UU. pero, de acuerdo a algunos analistas, la conferencia de prensa del presidente Donald Trump de ayer, en la que denunciaba irregularidades sin pruebas y adelantaba “mucho litigio” hasta conocer un resultado, ha generado temores de que no haya una transición pacífica del poder.

“El impacto más inmediato y fundamental del caos político es un probable retraso de las negociaciones de estímulo fiscal, lo que frustrará un necesitado impulso a la demanda de crudo y energía en EE.UU., un factor claramente bajista que podría ya estar descontándose en el precio hoy”, agregó Tonhaugen.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar