Politica

El PLD, a la puerta de una persecución judicial, con apuro de recobrar simpatía y reconstruirse internamente

SANTO DOMINGO.- El Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en su rol de opositor después de 16 años, ahora se divide entre reorganizar su casa de los desaciertos internos, recobrar la confianza del electorado y prepararse para lo que parece será una larga lucha en los tribunales del país para hacer frente a una serie de acusaciones que comienzan a surgir contra varios de los funcionarios de la pasada administración que habrían cometido actos de corrupción.

Mientras el partido morado intenta reponerse del peor acontecimiento político que le afectó internamente, lo que ha significado la salida de esa organización del expresidente Leonel Fernández, al mismo tiempo el PLD se ve compelido e impulsado a ir preparando los equipos técnicos de defensa que estarían defendiendo la imagen del partido en los tribunales contra presuntos actos dolosos que este gobierno ha denunciado se cometieron en los pasados ocho años de gestión gubernamental.

Así, el Noveno Congreso Ordinario José Joaquín Bidó Medina, el cual debe cerrar en diciembre con la renovación de las autoridades internas del PLD, pudiera quedar eclipsado o afectado por algunos procesos judiciales que involucren a dirigentes peledeistas o ex funcionarios, y que probablemente para la misma fecha estarían al menos en su fase inicial.

En efecto, ya la Procuraduría General de la República ha recibido varios expedientes que comprometen penalmente acciones de varios de los funcionarios de los dos períodos de gobierno que encabezó el expresidente Danilo Medina.

Le cuesta un gran reto al Partido de la Liberación Dominicana recomponerse internamente, y al mismo tiempo, intentar recobrar esa simpatía que le había endosado una población que finalmente le despidió del poder, luego de dirigir los destinos nacionales durante 16 años sin interrupciones.

Sin duda que reconquistar la confianza que perdió en el electorado, a juzgar por los funestos resultados que obtuvo el PLD en los más recientes procesos electorales, dependerá en gran medida del rumbo y los desenlaces de los casos judiciales que ya comienzan a instrumentarse en contra de quienes desempeñaron funciones importantes en la anterior gestión peledeista.

Así se ve hoy un PLD que por mucho tiempo dominó casi todos los estamentos del Estado: A la puerta de una persecución judicial, con su imagen menoscabada y haciendo esfuerzos por reconstruirse de manera interna.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar